Atrás quedaron las numerosas propuestas y debates  sobre como homenajear a nuestra fiesta más emblemática más allá del propio día de su celebración.  Ideas como las  de cambiar el nombre a una calle principal o a la Alameda Miramar por el de Batalla de Flores, han sucumbido ante el proyecto de que sea una estatua de una mujer laredana  mostrando una de las flores características de la fiesta, la que identifique durante todo el año el nombre de Laredo con el de su más distinguida celebración.

“El proyecto me embaucó en el mismo instante en el que me lo presentaron. Sentí como si la hubiera visto antes en algún otro lugar. La belleza de la joven, su figura y expresión es la de alguien que sin duda ha nacido para posar y ser inmortalizada como símbolo de nuestra fiesta. Estoy convencido que conectará muchísimo con todos los laredanos y visitantes”. Con estas palabras expreso el primer edil laredano su satisfacción en la presentación del proyecto, no sin antes recalcar que, para evitar suspicacias, la joven representada en la talla ha sido elegida al azar entre las  cientos de pejinas que han participado en la Batalla de Flores en sus 105 años de historia. “La transparencia y limpieza en la elección de la modelo ha sido total durante todo el proceso”, aseguró en el acto la responsable del Área de Festejos , Laura Recio.

En cuanto a la localización, “teníamos claro que la estatua debería emplazarse en un lugar destacado del recorrido. Por ello, y siguiendo la línea de austeridad que define a este Ayuntamiento, en vez de levantar otro pedestal, aprovecharemos aquel sobre el que descansa el busto del Dr. Federico De Velasco para colocar la nueva estatua. Por todos es notorio el espíritu  altruista de este insigne laredano, por lo que estamos convencidos de que no le importaría ser sustituido por esta escultura, que dicho sea de paso, servirá para embellecer aún más un entorno ya de por si privilegiado”.

Antes de finalizar el acto, el que será el autor de la obra quiso dejar constancia del orgullo que le supone construir esta pieza y concluyó asegurando “estar ansioso por comenzar a tomar las medidas a la joven modelo ya que es el proceso más delicado y hay que llevarlo a cabo sin prisas y con muchísima dedicación. Tras ello espero esculpir su figura con la perfección que una fiesta centenaria como la Batalla de Flores se merece”.

esculturabatalla